Si entreno bien, ¿por qué me bloqueo cuando compito?

Muchas veces la mente puede jugarnos una mala pasada. Un runner puede estar muy bien entrenado, pero cuando compite pasa lo siguiente: corre, avanza, pero de pronto se bloquea y ya no puede seguir más.

25 de junio de 2018

Cumplir con las rutinas y ser disciplinado en los entrenamientos no bastan para obtener buenos resultados en el running. Muchas veces, el deportista se enfoca tanto en el trabajo físico que deja de lado el aspecto emocional, sin considerar que esto es igual de importante.

Las personas somos seres emocionales y ante un demandante ejercicio físico o mental, podríamos pasar de pensamientos positivos a negativos, los cuales son acompañados de dudas y frustraciones que pueden bloquearnos mentalmente en el momento menos esperado.

¿Qué puede ocurrir?
Llevado a la práctica, un runner puede estar muy bien entrenado, pero cuando compite pasa lo siguiente: corre, avanza, pero de pronto se bloquea y ya no puede seguir más, sin saber exactamente por qué.

Entrenar la mente
Para el psicólogo deportivo Luis Gómez, la respuesta se encuentra en el entrenamiento de la mente. “Los que no entrenan sufren de desconcentración, ansiedad competitiva, pensamientos negativos y antes de la competencia están muy nerviosos, cuestionándose si lo van a hacer bien o no. Entonces, la mente comienza a generar esos bloqueos, esos pensamientos negativos que llevan a reducir lo que puedas hacer al día siguiente”, menciona al respecto.

A su vez, el también gerente de la Consultora LGC Sport 360ºindica que desaparecer esos fantasmas o miedos toma trabajo, tiempo y una reestructuración cognitiva. “Nosotros (los psicólogos deportivos) entrenamos y fortalecemos las habilidades mentales de un atleta. Trabajamos la concentración, la motivación, la actitud, la confianza, el control emocional y la comunicación para con el entrenador, para que entienda lo que quiere del atleta”, agrega.

¿Y en el entrenador? ¿También debe involucrarse?
El coach y fundador del Club de Fondismo 42.195, Renzo Bartra, coincide en que es fundamental que el deportista involucre en su preparación mental a su entrenador, quien debe estar abierto a recibir cualquier tipo de retroalimentación. Es decir, debe preocuparse por el corredor como persona. No mandarlo a la deriva, sino ver cómo se desarrolla su día a día, tanto a nivel personal y profesional, para canalizar esta información y de esta forma evitar que el deportista se frustre y que no cumpla sus objetivos.

Por: GUIA RUNNER – EL COMERCIO

Dejar un comentario

© 2018 Pontificia Universidad Católica del Perú - Todos los derechos reservados

Av. Universitaria N°1801, San Miguel, Lima 32 - Perú | Teléfono: (511) 626-2000

Arriba Menú