¿Qué es el ejercicio aeróbico y cuáles son sus beneficios?

Quizás en muchas ocasiones hayas escuchado hablar sobre los aerobics y como con este tipo de ejercicios se pueden lograr grandes pérdidas de peso si se realizan correcta y constantemente.

23 de marzo de 2015

Pues bien, su efectividad se debe a que utiliza todos los beneficios de los ejercicios aeróbicos, que en cuestiones simples, podemos definir a estos como aquellos que requieren de una demanda de oxígeno continúa al cuerpo, ejercitando los músculos y obteniendo energía principalmente de las reservas de grasa.

Cuando la actividad física suele ser demasiada y esta no requiere de oxígeno (como el levantamiento de pesas), se le conoce como ejercicio anaeróbico. Este por lo general no requiere de mucha duración, a diferencia de los aeróbicos que tienen una duración “ilimitada”.

Con los ejercicios que requieren de oxígeno se trabajan diversos grupos musculares por períodos largos de tiempo, a intensidades moderadas.

Beneficios de los ejercicios aeróbicos

Dado a los requerimientos que este tipo de entrenamientos requieren para poder ser llevados a cabo, se pueden obtener una amplia gama de beneficios a la salud, y quizás el más buscado, es la quema de grasas, que se utiliza como principal fuente de energía. Se sabe que por lo general, se necesitan de al menos 30 minutos para que la grasa pueda ser usada como combustible, aunque si los ejercicios aeróbicos se practican a intensidades más altas, los resultados pueden adelantarse significativamente. Este es el caso de modalidades como el HIIT en el que se realizan recorridos por una determina cantidad de tiempo a intensidad alta, para luego alternar con períodos más cortos a intensidades bajas, prolongando de esta forma la aceleración del metabolismo por varias horas, post-entrenamiento.

Por otra parte, con los ejercicios aeróbicos se demanda en gran medida, la participación del sistema cardiovascular. El entrenamiento frecuente permite aumentar la capacidad de VO2 Max, mejorando notablemente la resistencia, y pudiendo así emplear más energía y tiempo al momento de realizar actividades físicas que demandan gran cantidad de oxígeno.

El corazón también se ve beneficiado, ya que al estar en movimiento constante, se estimula la circulación de la sangre, permitiendo a este vital órgano realizar sus funciones adecuadamente, reduciendo así las posibilidades de padecer enfermedades cardíacas.

Ejemplos de ejercicios aeróbicos

Existe una amplia gama de ejercicios que requieren de grandes cantidades de oxígeno para poder ser llevados a cabo. Algunos de ellos son:

  • Correr
  • Nadar
  • Andar en bicicleta
  • Jugar Futbol
  • Practicar Hockey
  • Bailar
  • Entrenamiento monitorizado con pesas, etc.

Por lo general, se recomienda la práctica de algunos ejercicios aeróbicos al menos de tres a cinco veces por semana, sobre todo en períodos de pérdida de peso, aunque no debe descartarse en etapas de ganancia muscular, ya que estos son excelentes para gozar de una salud física de 10.

Fuente y Foto: Mi piel sana

Dejar un comentario

© 2017 Pontificia Universidad Católica del Perú - Todos los derechos reservados

Av. Universitaria N°1801, San Miguel, Lima 32 - Perú | Teléfono: (511) 626-2000

Arriba Menú