Los smoothies más populares de invierno para correr mejor

Deliciosas recetas para abastecerte de energía y tener una deliciosa recuperación.

9 de septiembre de 2019

Una de las grandes cosas que te da el running es que, a medida que vas involucrándote más en el deporte, no solo quieres mejorar tu estado físico adaptando nuevos entrenamientos a tu rutina, sino también empiezas a preocuparte por tu alimentación consumiendo productos que te aporten energía para seguir evolucionando en el running, uno de esos productos es el smoothie.

¿Qué es un smoothie?
Smoothie viene de ‘smooth’ que se traduce como suave. “Se trata de un licuado de frutas y/o verduras de consistencia suave y cremosa, que incluye algún lácteo, como leche light, yogures naturales o inclusive helados o nata”, así lo describe Janeth Pérez García, nutricionista (C.N.P 5370) de Nutrition FAQs

Más que un sabor refrescante
Pérez sostiene que es una alternativa muy eficiente para el día de la carrera, debido a sus “grandes cantidades de carbohidratos (específicamente fructuosa) que se utilizarán como fuente de energía a lo largo de la competencia. Otro punto a favor es que esta bebida aporta poco contenido de fibra, de esta manera acelera la digestión evitando problemas gastrointestinales”.

También señala que para determinar su valor, es necesario definir con qué finalidad lo estamos consumiendo, para así considerar los ingredientes que mayor beneficio nos van a aportar. “Por ejemplo, no es lo mismo un smoothie donde se ha utilizado un lácteo light en comparación de otro, donde se ha utilizado helado de vainilla, claramente, al margen de las frutas o verduras, en el primero encontramos fuente de calcio, proteína y vitamina A; y en el segundo, grasas saturadas y azúcar”, apunta la nutricionista.

Antes de preparar tu primer smoothie, lee las siguientes pautas que deja la nutricionista:

• Para un smoothie antes de correr, no usar lácteo, mejor es un batido de frutas con alto contenido de fructuosa y agua (mango y lúcuma).
• Los smoothies no “desintoxican el cuerpo” o “compensan excesos”, el cuerpo tiene sus propios mecanismos de depuración.
• No es recomendable tomarlo como un “pre entreno” frecuente, ya que por su alto contenido de vitaminas, minerales y antioxidantes, puede afectar la adaptación de las vías energéticas, impidiendo la mejora de nuestro rendimiento físico a largo plazo.
• Si agregas frutas ácidas (naranja, mandarina, toronja o sus zumos), sustituye la leche por yogur, ya que la acidez corta la leche y, aunque la mezcla no resulta indigesta, le da al batido un aspecto poco apetecible. Además, al tener mucho zumo, el yogur aportará una textura más cremosa.
• Las frutas con mucha pulpa y poco zumo (plátanos, fresas, duraznos, manzanas o peras) permiten la mezcla con elementos líquidos como la leche, sin alterar el aspecto y hacen que el batido quede cremoso. 
• Puede ser una estrategia para fomentar un mayor consumo de frutas y verduras en personas que les cuesta introducir este tipo de alimentos, pero nunca se debe sustituir por una comida principal.
• Cuando el batido contiene principalmente vegetales de hojas verdes, se le conoce como Green smoothie.

Por: Guía Runner – El Comercio

Dejar un comentario

© 2019 Pontificia Universidad Católica del Perú - Todos los derechos reservados

Av. Universitaria N°1801, San Miguel, Lima 32 - Perú | Teléfono: (511) 626-2000

Arriba Menú