¿Cómo vencer la fatiga para correr por las mañanas?

Es una cuestión de hábito, pero también tienen que ver la dieta o el plan de ejercicios que nos tracemos. Para salir a correr por las mañanas, se debe tener una determinación de 'acero' y cumplir con los pasos que te damos en la siguiente nota.

12 de marzo de 2018

El sueño es sagrado, dicen. Y como hay quienes piensan que ejercitarse por las mañanas implica dormir menos, entonces rechazan la idea. Diversos estudios sugieren, sin embargo, que el cuerpo se puede adaptar al ejercicio en cualquier momento del día. Así que el running mañanero no tiene mayores inconvenientes, solo tener determinación.

Según Moisés Campos Medina, coach mental deportivo & gestor del talento humano, lo más complicado de ejercitarse en las mañanas es pasar del estado de reposo al movimiento. “Dormir, levantarse y salir a correr es una transición bastante ‘violenta’ por decir lo menos. Pasar de un estado de ‘descanso absoluto’ a un estado de ‘movimiento absoluto’ es un acto épico, tanto a nivel emocional como a nivel fisiológico”, dice el coach. Campos Medina nos brindó una serie de tips para sobrellevar lo mejor posible esa transición y convertirse en un habitual runner de las mañanas.

1. La “flojera” de las mañanas: según Campos Medina, no es flojera lo que sentimos. Esa “flojera”, dice es un estado natural, resultado de dormir. “Activar” todos los “componentes” que se necesitan para una sesión de running toma un poco de tiempo, opina el coach.

2.Tener una meta y ser constante: sin eso, asegura el coach, no podemos empezar a hacer ningún ejercicio ni dar ningún tip. 

3. Acciones, no decisiones: en lugar de pensar “ahorita me levanto”, solo levántate. No hay que pensarlo tanto, dice el coach.

4. Regular el reloj interno: correr por las mañanas es de los hábitos más saludables que existen. Elige un horario y respétalo. Empieza de manera interdiaria, cuando menos lo creas, tendrás un hábito. “Un hábito tan estupendo que tu propio ‘reloj interno’ te despertará para ‘activarse’ de manera natural”, dice Campos Medina.

5. Estiramiento: estírate todo lo que puedas, recomienda el coach. Hacerlo te llevará a querer hacer más cosas como lavarte la cara, abrir bien los ojos o mirar por la ventana a ver cómo está todo en la calle. Respirar profundo ayudará a despertarnos.

6. Comer y dormir bien: una cena ligera, temprano en la noche anterior, es ideal para que tu cuerpo descanse. Asimismo, tener el hábito de dormir a tiempo es sustancial –antes de la medianoche–. “Una mente descansada, un cuerpo descansado y una alimentación eficiente para descansar, son la clave perfecta para levantarse con los niveles de energía apropiados”, dice Campos Medina.

Por: Guía Runner – El Comercio

Dejar un comentario

© 2018 Pontificia Universidad Católica del Perú - Todos los derechos reservados

Av. Universitaria N°1801, San Miguel, Lima 32 - Perú | Teléfono: (511) 626-2000

Arriba Menú