4 MANERAS DE QUEMAR GRASA SIN CARDIO

Siempre y cuando no estemos entrenando para un deporte de resistencia, es más que factible quemar grasa con ejercicio, que con cardio. Sin embargo, los ejercicios que elijamos, son importantes, ya que no todos tienen el mismo efecto para combustionar grasas corporales.

19 de marzo de 2018

Lo que suele ser habitual, es que la gente aficionada al deporte asocia quemar grasas a las actividades cardiovasculares. Es concurrente este proceso mental, ya que guarda mucha relación, pues el cardio indudablemente es un método muy útil para poder quemar grasa.

No obstante, el cardio no es la única manera válida de perder peso, ni quemar grasa de forma efectiva, ya que hay alternativas igualmente válidas para conseguir reducir el tejido adiposo alojado en nuestro organismo.

1.    EJERCICIOS COMPUESTOS

Las sentadillas, peso muerto, press de banca y los remos con barra, pueden involucrar una cantidad masa muscular muy superior a cualquier otro ejercicio. Algunos ejercicios no tradicionales, que emplean en otras disciplinas deportivas como la que hacen los competidores de strongman, como el levantamiento de neumático o la rueda de Conan,  también son otras buenas opciones.

2.    TREN INFERIOR

Los ejercicios del tren inferior son más demandantes a nivel de fatiga y de reclutamiento de fibras musculares, siendo mejores movimientos para quemar calorías que los ejercicios del tren superior.

Si además, reducimos al mínimo el descanso entre series para mantener nuestro ritmo cardíaco elevado, para forzar a nuestro cuerpo a que cambie el sistema de energía anaeróbica, haciendo que podamos quemar grasa más rápidamente.

3.    ENTRENAMIENTO EN CIRCUITO

Se necesitan dos minutos para que el sistema aeróbico pueda arrancar, por lo que las series deben durar al menos ese tiempo. Podemos utilizar ejercicios con el peso corporal o movimientos con mancuernas o barras que sean fáciles de ejecutar para poder imprimir un ritmo elevado.

Existen muchas formas de poder hacer un circuito quemar de grasas, basado en máximas repeticiones posibles en un determinado tiempo, o en completar una secuencia de ejercicios en el menor tiempo posible.

4.    PESOS MÁS LIGEROS

Emplear un peso más ligero de lo que normalmente empleamos cuando levantamos del modo tradicional. Y procuremos no trabajar al fallo, ya que esto nos cause un cansancio excesivo y probablemente no podamos completar el circuito.

Elegiremos un peso que nos permita realizar un número de repeticiones cercanas al fallo, pero sin llegar, quedándonos a 2-3 repeticiones antes de la extenuación. De esta forma, seremos capaces de ganar fuerza y tamaño con este rango de repeticiones, así como podremos optimizar nuestra resistencia cardiovascular.

Por: Perú FEDUP

Dejar un comentario

© 2018 Pontificia Universidad Católica del Perú - Todos los derechos reservados

Av. Universitaria N°1801, San Miguel, Lima 32 - Perú | Teléfono: (511) 626-2000

Arriba Menú